Blog

15/09/2016
Blog

La Noche de los Lápices: símbolo de la fuerza transformadora de las Juventudes

Se cumplen 40 años de la trágica La Noche de los Lápices. Es imprescindible recordar y homenajear a los diez estudiantes secundarios, que por defender sus derechos y proponerse ser parte de la construcción política de su país, fueron secuestrados y desaparecidos en la Ciudad de La Plata, por fuerzas represivas a cargo de la última dictadura cívico militar.

La historia argentina recordará por siempre la nefasta noche del 16 de septiembre de 1976, cuando -siniestramente- diez estudiantes secundarios fueron secuestrados y posteriormente sometidos a torturas y todo tipo de vejámenes, en distintos centros clandestinos; y seis de ellos fueron finalmente desaparecidos.

Entre tanto dolor, con la recuperación de la democracia emergió un símbolo de lucha y participación juvenil, que invita y convoca a los jóvenes de las nuevas generaciones a soñar con una sociedad mejor, y a convertir en acción esa energía inspiradora.

Muchas son las experiencias y formas que adquiere la participación juvenil hoy en organizaciones barriales, deportivas, comunitarias, sindicales y religiosas, entre otras.

También la participación estudiantil crece en la Provincia de Santa Fe, a partir de contar con la Ley 13.392 (año 2013) que fomenta la creación de Centros de Estudiantes en los establecimientos educativos de nivel secundario y superior, públicos y privados, dependientes del Ministerio de Educación.

En ese sentido, el Gobierno Provincial desde el Gabinete Joven, alienta la participación de estos jóvenes en actividades políticas y comunitarias, con la finalidad de que puedan participar constructivamente en la mejora del entorno en el que se desenvuelven; y los reconoce como sujetos de derecho, y a sus prácticas culturales como parte constitutiva de las experiencias pedagógicas de la escolaridad. Ya son más de 200 los Centros de Estudiantes conformados.

Los jóvenes movilizazn los cambios en la sociedad. El desafío es para las generaciones anteriores (adultos, gobiernos, organismos) de generar el acercamiento intergeneracional, que convoque y reúna a todos a converger en la búsqueda de soluciones conjuntas para los problemas comunes. El diálogo intergeneracional, de igual a igual, es el camino hacia la transformación comunitaria y social.

Por eso, conmemorar el 40° Aniversario “La Noche de los Lápices”, implica reafirmar el doble compromiso de todos y todas por la Memoria, la Verdad y la Justicia, y por alentar, promover y valorar el protagonismo y la participación juvenil en la vida política de nuestra sociedad.