Noticias

30/11/2017

Por primera vez el programa Pido la Palabra tuvo participantes del mundo del trabajo.

Noticias

Diputados por un día rechazan la reforma laboral

El diputado Miguel Solis presidío el martes 28 de noviembre una jornada histórica en el marco del programa “Diputado por un Día” de la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe, donde las 50 bancas estuvieron ocupadas por trabajadores y delegados gremiales de distintas localidades de la provincia.

Implementado por el Instituto de Capacitación Parlamentaria(ICAP), y dirigido a estudiantes secundarios y universitarios, permite a los participantes que por un día son diputados, tratar distintos proyectos de su autoría en el recinto, fundamentarlos, debatirlos y someterlos a votación, que de ser aprobados, pasan a mesa de entrada y desde allí, a las distintas comisiones parlamentarias.

En esta ocasión inédita, coordinada por el presidente del CELyS, Gerardo Attolini, fueron trabajadores los que ocuparon las bancas. Estuvieron presentes delegados y representantes gremiales de ATE, trabajadores metalúrgicos, la Bancaria, Empleados Municipales y del Ministerio de Trabajo, Luz y Fuerza, delegados docentes, del COAT, de la Universidad, UPCN, Sindicato Químico, Empleado de Comercio, Sindicato del Cuero, Papeleros, delegados gremiales del Túnel Hernandarias y representantes del Proyecto Colegio profesionales Seguridad e Higiene. También participaron los concejales electos de Las Parejas, Sandra Clerici y David Medina.

RECHAZO UNANIME A LA REFORMA LABORAL

En la histórica sesión nº 439 de Dx1D del 28 de noviembre, fueron discutidos y aprobados los diez proyectos presentados, entre ellos, varios elaborados por trabajadores metalúrgicos de Las Parejas.

Se unificaron aquellos proyectos de declaración que se referían a la reforma laboral impulsada por el gobierno nacional, solicitando el rechazo a dicha propuesta, que fue aprobada por unanimidad.

Cada uno de los oradores coincidió en que la reforma ataca directamente la Ley Contrato de Trabajo y atenta contra las conquistas de años de lucha sindical, los derechos irrenunciables y adquiridos por los trabajadores, precariza las condiciones laborales, reduce salarios, desfinancia las cajas previsionales y desprotege al más débil ante conflictos con la patronal, entre los argumentos destacados.