Blog

13/05/2019
Blog

Nuevo Hospital Iturraspe: la salud vista como un derecho y un bien público

Con la inauguración del nuevo nosocomio, que modernizará y hará más eficiente el acceso a la salud para vastos sectores del norte de la ciudad capital y regiones aledañas, el gobierno provincial sigue avanzando en un derecho fundamental, consolidando la estrategia de atención primaria de la salud planteada desde el año 2008 por el Frente Progresista. El nosocomio fue construido casi en su totalidad con fondos provinciales, por los constantes incumplimientos de Nación, que adeuda cerca de 300 millones de pesos relativos a esta obra emblemática.

La inauguración del nuevo Hospital Iturraspe vuelve a poner de manifiesto el cumplimiento de un plan de gobierno que buscó, -desde el inicio del Plan Estratégico del Frente Progresista ejecutado a partir del gobierno de Hermes Binner en 2008 a estos días-, consolidar los derechos básicos de nuestra población.

El avance en materia de salud pública es notorio. Estamos transitando la tercera etapa histórica más importante en materia de construcción de infraestructura sanitaria y organización del sistema, después de las intervenciones de la etapa de los hospitales de beneficencia del siglo XIX y los valiosos aportes del Estado de bienestar a mediados del siglo XX. Es necesario analizar estos hechos en perspectiva para comprender la dimensión de los avances, ya que en Santa Fe en los 80’ sólo hubo refacciones en materia de salud, y en los 90’ ajuste”, prosiguió la legisladora santafesina.

Con fondos propios
Es de destacar que aproximadamente el noventa por ciento de la obra del nuevo Hospital Iturraspe, con una inversión estimada en 2200 millones de pesos, fue realizada con fondos provinciales, dado los constantes incumplimientos del gobierno nacional, que oportunamente se había comprometido a financiar la etapa final de la obra, y todavía adeuda al Estado santafesino por este concepto unos 300 millones de pesos.

Vale recordar en este sentido que en septiembre de 2016, el gobierno nacional firmó un convenio con la provincia por el cual la Secretaría de Obras Públicas de la Nación se comprometía a financiar el 70% de la etapa final del Nuevo Hospital Iturraspe. Sin embargo, a partir de enero de 2018, Nación dejó de remitir a Santa Fe los montos acordados, de manera unilateral, hecho que constituyó un nuevo incumplimiento de los compromisos asumidos con la provincia, por parte del gobierno macrista, de claro cuño antifederal.

En estos más de once años se han construido -y ya están en funcionamiento- tres hospitales: Venado Tuerto, Ceres y el Cemafe, verdadero orgullo para los santafesinos. Además, se ha invertido en estos años en obras de remodelación y ampliaciones en el Hospital Centenario, el Hospital Cullen, el Hospital de Casilda, San Lorenzo, San Jorge y Villa Constitución, entre otros centros. Pronto, además del Iturraspe quedará inaugurado el hospital de Reconquista y también el de Coronda. Solo restará terminar los de Rafaela y Rosario, para lo que se realizará una licitación muy pronto, a efectos de concluir las obras. Se han construido más de 100 Centros de Atención Primaria en distintos puntos de la Provincia. Y se continúa avanzando en la modernización de aspectos organizacionales y de manejo de recursos humanos, además de consolidar la producción pública de medicamentos a través del LIF y el LEM, dos de los laboratorios públicos más importantes del país en su tipo. En los últimos 60 años no había existido en Santa Fe una decisión política e inversión de la envergadura de estos proyectos.

No perdamos de vista como santafesinos el contexto que vivimos, porque nada surge espontáneamente. Mientras el gobierno nacional se empeña en disminuir la inversión en derechos básicos, como salud, educación, ciencia y tecnología, para garantizar grandes dividendos a los especuladores financieros siguiendo la lógica impuesta por el Fondo Monetario Internacional, nuestra provincia sigue otro camino, muy distinto a las políticas neoliberales que representan una vuelta al pasado y al fracaso. Sigamos construyendo el futuro apostando al trabajo, la producción, y un Estado eficiente que garantice la paz social sosteniendo derechos básicos. Ese es el camino que tenemos que seguir transitando juntos.

El nuevo Iturraspe
El flamante edificio, ubicado en Blas Parera 8300, de la capital provincial, ya está listo y en condiciones de comenzar a funcionar.

El nuevo hospital está conformado por bloques accesibles para una circulación pública, y vinculados por detrás a una circulación técnica.

Tendrá una superficie cubierta de 29.122 metros cuadrados y se previó disponer de unas 164 camas. Se resuelve en dos plantas con un entrepiso técnico.

La planta baja se distribuye en cinco bloques que contendrán una guardia con dos puestos de shock room, sala de procedimientos y observación adultos y pediátricos; laboratorio y diagnóstico por imágenes, cirugía y área de maternidad, entre otros de baja y alta complejidad con banco de leche materna; y residencia para madres.

En la planta alta, también distribuida en cinco bloques, estará el área de internación organizada por grados de cuidado en baja y mediana complejidad para adultos y pediátricos, y el área de neonatología con 32 puestos.

Los trabajos para la terminación del nuevo edificio incluyeron la ejecución de la mampostería, tabiquería de placa de roca de yeso, revoques, cielorrasos, contrapisos, carpetas y pisos, revestimientos, zócalos, protecciones y pintura.

Además, se colocaron puertas, paños fijos, todos los elementos de carpinterías como también mobiliario y mesadas.

En cuanto a redes e instalaciones, se realizaron las inherentes al gas natural, sanitarias, termomecánica, eléctricas, y para gases medicinales, como también todo el sistema de datos, telefonía, sonido, busca personas, cartelería, llamada de enfermería, monitoreo, detección y extinción de incendio, control de acceso, alarmas, cable y televisión.

El dato
En Santa Fe se construye la salud como un bien público y un derecho, a partir de las políticas de Estado vigentes. El sistema sanitario está organizado en una red integrada de servicios con tres niveles de atención, con descentralización territorial que permite una mayor cercanía de la población de las distintas regiones a los centros de salud y hospitales. Actualmente, la red brinda cerca de 10 millones de atenciones ambulatorias por año en toda la provincia.